jueves, 4 de octubre de 2007

Telenovelas "Y"

YESENIA
Televisa 1990

Adela Noriega y Luis Uribe

Sinopsis
Basada en una idea original, Yesenia es una hermosa gitana que vive diversas situaciones en un camino sin rumbo fijo en compañía de su caravana. En uno de sus tantos paseos por la vida, Yesenia conoce a Osvaldo, un militar. Ambos se enamoran y tienen que demostrar que su amor es más fuerte que las diferencias y prejuicios sociales y que la oposición de sus familias.

Yesenia sufre por no poder estar con Osvaldo sin saber que ella en realidad es hija ilegítima de Marisela una mujer con mucho dinero. Su padre, Julio, regaló a Yesenia con Magenta para que se la llevara lejos y no pudiera manchar el nombre de la familia.

Marisela al pasar los años, da luz a otra hija, Luisa quien está comprometida con Osvaldo sin saber que Yesenia, su hermana existe y está enamorada de su prometido. Para separar a la gitana y el soldado, transfieren a Osvaldo para cubrir una misión secreta, por lo que se ve obligado a abandonar a Yesenia y a perder contacto absoluto con ella, así que se compromete con Bardo, un gitano de la misma caravana.

Pronto Marisela descubre a Yesenia y la reconoce como su hija. Luisa muere de una enfermedad desconocida e incurable y le da la oportunidad a Osvaldo de unirse con Yesenia para que los dos vivan felices para siempre.


YO AMO A JUAN QUERENDON
Televisa 2007

Mayrin Villanueva y Eduardo Santamarina

Sinopsis
Remake de el famoso Pedro el escamoso de Colombia.
Esta es la historia de Juan Domínguez, un mujeriego implacable que llega a la Ciudad de México escapando de su pueblo natal, precisamente por un problema de faldas.

Es una historia divertida que presenta a un galán de telenovela con características muy peculiares y llamativas. No es rico, no es guapo, no viste bien y, por si fuera poco, es un Don Juan empedernido, pero de buen corazón.

A su llegada, Juan tropieza con el amor de su vida y, además, se transforma en el gran apoyo de la familia Cachón, integrada exclusivamente por mujeres.

Ellas son Nidia y sus hijas Marely y Yadira, quienes acaban de sufrir la pérdida del jefe de la casa que las abandonó para irse al cielo. Juan se siente comprometido a ayudarlas y se transforma en el nuevo proveedor de esa casa, sobre todo, de felicidad.

Cuando Juan consigue trabajo como chofer de la empresa Farell, es ahí donde vuelve a toparse con el amor de su vida, Paula Dávila, una guapa muchacha que está muy por encima de él. Además, ella está profundamente enamorada de César Luis Farell, su jefe y dueño de la empresa. Con tal de estar cerca de la mujer que ama, Juan se convierte en su confidente y amigo, y no puede evitar enamorarse aún más de ella, aunque sabe que su corazón le pertenece a otro hombre.

Con este nuevo escenario, Juan empieza a crear su propio universo, plagado de grandes mentiras, pero lleno de buenas intenciones. Llegará a ser la persona clave en la vida de todos los que le rodean, contagiándolos de alegría con su sonrisa de oreja a oreja, con su particular forma de vestir y hablar.

Juan tiene un concepto muy elevado de la mujer, para él, es el ser más hermoso sobre la faz de la tierra, la obra de arte de la creación, y por esa razón, las mujeres merecen ser respetadas y veneradas como deidades. Juan se enamora perdidamente de ellas porque, en realidad, es un enamorado del amor.

El cree ser el más guapo, el más atractivo, el mejor bailarín, el que todo lo sabe. Sólo juega con reglas propias y, por supuesto, siempre termina ganando.

En pocas palabras, Juan Domínguez es un tipo entrañable, es el Hércules tercermundista que cree que puede con todo; se cree duro, implacable, insensible. Pero en el fondo es todo generosidad; es apoyo, es confianza, es puro amor, pura amistad, pura ingenuidad.

YO AMO A PAQUITA GALLEGO
Colombia 1998

Cristina Umaña, Andres Juan

Sinopsis
En una misteriosa noche, al final de los años sesenta, en la cual los relámpagos y los truenos no fueron acompañados de la lluvia, nace quien fuera una mujer de malos y de buenos augurios. Cinco matrimonios que no fueron consumados y cinco funerales protagonizados por una sola mujer "Paquita Gallego", así como la espera de un hombre, Andrés Aristizabal, su sexto y definitivo esposo, para lograr el querer de su amor eterno, son el pilar de una novela donde nunca se sabe si el próximo personaje en aparecer va a nacer o va a morir. Paquita Gallego cuando nació no lloró y como reza un refrán popular, quien no llora no puede reir.Y quizás ese fue el motivo por el cual Paquita no pudo ser feliz en ninguno de sus matrimonios hasta lograr el llanto. Esta novela describe lo que ha motivado siempre las pasiones humanas. No podía faltar aquello que caracteriza el gentilicio latinoamericano, esa persistente tendencia a la chispa, la picardía y el humor. Comedia y tragedia se unen para hacer de "Yo amo a Paquita Gallego", una historia en el más estricto estilo al que nos tiene acostumbrados Julio Jiménez, un autor que nos hará sentir los más íntimos detalles de la misericordia, la risa y el dolor humano. Esta telenovela es, sin duda alguna, una genial historia que cautivará a las audiencias quienes, luego de verla, también escribirán en las paredes: "Yo amo a Paquita Gallego"..


YO COMPRO ESA MUJER
Televisa 1990

Leticia Calderon, Enrique Rocha

Sinopsis
En Campeche a fines del siglo XIX, Rodrigo Montes de Oca, se convierte en el tutor de sus primas Matilde y Blanca Flor. Matilde ama a Rodrigo, pero él sólo tiene ojos para Blanca Flor ignorando que ella tiene amores con el pescador Enrique.

Cuando Blanca Flor, embarazada, se dispone a contraer un matrimonio secreto con su amante, su hermana la delata. Rodrigo interrumpe la boda, pone preso al pescador, y destierra a su prima a una hacienda. Matilde le dice a Blanca Flor que Enrique ha muerto en prisión.

Esto adelanta el parto de la mujer que da a luz a un niño. La perversa Matilde hace creer a su hermana que el niño ha muerto. En realidad, Rodrigo ha dado orden que lo dejen en un orfanato. La Nana Soledad se lo regala a una prostituta que es amiga de Enrique y que decide criar al niño.

Matilde hace creer a Rodrigo que su hermana ha muerto. En realidad, Blanca Flor ha enloquecido y Matilde la encierra en el sótano de la hacienda. Rodrigo se casa y enviuda. Dieciocho años más tarde, los Montes de Oca pagarán sus crímenes cuando Alejandro, hijo de Enrique y Blanca Flor, regrese para vengar a sus padr

YO NO CREO EN LOS HOMBRES
Televisa 1991

Gabriela roel, Alfredo Adame

Sinopsis
Leonor, una cruel mujer, dio a luz a dos malvados hijos, Arturo y Magali. Los tres forman una adinerada y maliciosa familia que atormenta la vida de María Dolores, una joven y hermosa mujer.

La inocente mujer se enamora de Arturo, quien se aprovecha de su buen corazón seduciéndola para después abandonarla y casarse con tra mujer, Luisa. Arturo trata de abusar de María Dolores y en medio de la lucha por no permitir que esto sucediera, Arturo muere.

María Dolores es culpada por su muerte y condenada a pasar 30 años en la cércel, en donde se jura a sí misma no volver a creer en los hombres. Sin embargo al salir, María conoce a Gustavo, un abogado que se enamora de ella y la hace volver a creer en el amor.


YO SOY BETY, LA FEA
Colombia 1999

Ana María Orozco (Betty) y Jorge Enrique Abello (Armando)

Sinopsis
Betty es una joven inteligente y trabajadora que se ha preparado para llegar a ser alta ejecutiva en una empresa. Pero Betty tiene un problema: es tremendamente fea.

Por ello, sólo consigue un puesto de secretaria en la empresa textil más importante de Colombia.

Su jefe, Armando Mendoza, es un triunfador en el terreno profesional y en el de las mujeres.

Su prometida, Marcela Valencia, desconfía de su fidelidad, por lo que tratará de vigilarlo gracias a su amiga Patricia, quien es introducida en la empresa como segunda secretaria de Armando.

Armando, no obstante, siempre mostrará sus preferencias por la abnegada "fea", capaz de sacarlo de todos los embrollos en que se mete.

Los apoyos más importantes con que cuenta la protagonista serán sus padres y su amigo Nicolás, cuyo sentido del humor ayuda a Betty a sobreponerse a los desplantes de los demás.